Carta a mi hija que cumple seis años

Querida hija: 

Me animé a escribirte esta carta porque ya pronto será tu cumpleaños número 6 y, entre otras cosas, me parece que si no me detengo a disfrutar esta víspera, probablemente al reloj le de por pisar el acelerador más fuerte.

Estas líneas van al aire, a una nube, a algún lado no bien precisado para que tu misma, en algún momento de tu juventud rebelde ( yo tuve una y fue estúpidamente genial), cuando quieras reprochar o simplemente hilar parte de tu historia, te topes con esto. Es un regalo que debe madurarse primero, así tendrá mejor sentido.

Sabes que tu mamá escribe y escribe. Que lee y lee. Es lo que hago para ganar dinero, es lo que mejor sé hacer, creo. Entonces me propuse regalarte un poco de mi arte, de mis letras, algo de mí que tú aun no conoces.

Hija, vamos por el  sexto año y a mí me parece que aún me duele la cesárea. ¿Recuerdas que en estos días me preguntaste por dónde sale un bebé que está en la barriga y yo te mostré la pequeña y finita ranura de mi abdomen? Bueno, esa pálida costura me dolió varios días, ya no. Pero siento que no ha pasado el tiempo.

Aquí te enumeraré algunas metas tuya y celebraciones mías, es sólo un ejercicio de memoria para recordar que, si bien el tiempo pasa rápido, también nos da la oportunidad de vivir.

Aprendiste a sentarte,a  pararte y a volverte a sentar. Supiste gatear y caminar de puntitas, ahora te veo correr ligera por los recovecos de la casa.

La bebé que balbuceaba en la cuna ya conoce la O por lo redondo y la H porque es muda ¡Aprendiste a leer! y ahora nos toca caminar lento o bajar la ventana del auto para que leas con claridad cada anuncio de publicidad.

Eras muy pequeña pero puedo jurarte que para rascar tus encías yo te daba palitos de zanahoria, sí esos que no toleras ver en tu plato. Antes eran tu mejor consuelo en el tema de la dentición. 

Pasaste de mover la cabeza para decir sí a explicarme por qué tal cosa no te parece justa. Ya no descifro tu llanto ahora intento aceptar, aunque me cueste, que piensas distinto, que tienes otros gustos y disgustos.

Hija, tus abrazos ahora me reconfortan a mi… Cuando tu naciste yo creo que recibí el don divino de consolarte en mi pecho. Aún no entiendo bien como funcionaba este sistema, yo sólo sé que te hablaba despacio y con voz calmada mientras te mecía en mi regazo. Hoy, en tu independencia conquistada, eres tú la que vienes a mí y me clavas una sonrisa. Me basta para saber que estas bien, que no hay que temer.

En esta víspera fantástica, en este inicio de diciembre, con este frío soplando, vuelvo la mirada atrás, veo algunos de tus juguetes regados, impregnando la casa de alegría y vida. Y aún con temor a que me digas “eso ya me lo dijiste” yo pediré siempre el mismo deseo para ti. Sí, hija, tu mamá es monotemática. Lo único que pido es: Salud y sabiduría. Son las dos cosas que yo, tu mamá, no puedo darte al cien. Ellas vienen de ti, de “arriba”, del destino, de la preparación. Vienen del ser.

De resto… Sé que aprenderemos juntas sobre ciencias, historia, matemáticas. También sé que te tocará aprender sobre las intenciones ajenas y la falta de honestidad del mundo. Yo estaré ahí, a tu lado, sorprendida e indignada. Porque me molestaré como si fuera la primera herida que haya recibido.

Confío en que vendrán celebraciones, bailes, silencios, reproches, pérdidas, triunfos, amores y desamores, y aunque quiero vivirlos, no tengo ninguna prisa. Déjame aquí, que verte soplar seis velas es mi mayor regalo de Navidad. 

Síguenos en nuestras redes sociales
error20
fb-share-icon2810
Tweet 550
fb-share-icon20

1 pensamiento sobre “Carta a mi hija que cumple seis años

  1. ¡Feliz Navidad! y un Feliz Cumple adelantado a Sophia (Santa Bárbara), jajaja esa va a ser rumbera de las buenas jajaja. Hermoso, espero que escribas un libro para esas futuras mamás, para que aprendan a valorar el regalo que nuestro Creador les ha enviado. Me movió el piso tu relato, que fácil se lee 6 años, Sophia es y será una niña feliz por contar con una mamá que tiene tanta luz como tú Hadita linda. TQQJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *