El complejo de narciso hace referencia a la fascinación excesiva que podríamos llegar a experimentar por nosotros mismos.

Está bien tener una buena autoestima, y sentirnos orgullosos de nuestra virtudes y capacidades, pero cuando ese orgullo trasciende los límites normales de satisfacción, entonces podemos estar ante el complejo de Narciso, cuyo nombre proviene de la mitología griega.

En este artículo te contamos acerca de este complejo, desde donde proviene su nombre hasta las consecuencias que podría representar en nuestra vida cotidiana presentar dicho complejo.

Origen etimológico del complejo de Narciso

Como ya hemos hecho mención, el nombre de este complejo proviene de un relato originario de la mitología griega. Vamos a conocerlo; según esta historia mitológica, Narciso era un joven extremadamente bello, el cual sentía una gran satisfacción cada vez que iba a un rio y miraba en el agua su propio reflejo.

El atractivo del joven Narciso era tal que todas las ninfas (deidades jóvenes) del lugar se sentían irremediablemente atraídas hacia él, pero este no tenía ningún interés en ellas, puesto que prefería amarse única y exclusivamente a sí mismo.

Los Dioses del Olimpo, al percatarse de la conducta de Narciso, decidieron de manera unánime que debía ser castigado.

En una ocasión se encontraba el joven Narciso bebiendo agua en un estanque, cuando al mirar su propio reflejo se quedo fascinado, como de costumbre, pero esta vez no pudo moverse quedando petrificado frente al reflejo del agua, y murió mirándose a sí mismo.

Tras su muerte, creció una flor en ese lugar, para que la belleza del joven fuese recordada.

Este relato es el responsable de dar nombre al complejo que nos compete en este texto, y luego de conocerlo es fácil entender el porqué. Ahora veamos un poco sus características y cómo podría originarse este complejo.

Características del complejo de Narciso

Las personas que presentan este complejo poseen una valorización exageradamente positiva de sí mismas, y muestran algunas características en particular.

  1. Son egocéntricos

Los sujetos narcisistas tienden a tener un ego desproporcionado, lo cual los lleva a cerrarse ante las opiniones de los demás y no toman en cuenta sugerencias, debido a que para ellos las ideas de los otros están siempre por debajo de las suyas.

  1. Preocupación excesiva por la apariencia

Una de las características principales de este complejo es la preocupación por la propia apariencia, pero de una manera exagerada. Es decir el sujeto da prioridad a los aspectos más superficiales de su personalidad, como la ropa, el peinado, los accesorios, etc.

Y los otros aspectos pasan a un segundo, o incluso tercer plano. Son esas personas que por lo general lucen bien, y generan una muy buena impresión visual, pero que al momento de hablar con ellas nos damos cuenta que son limitados en cuanto a los temas de conversación.

  1. Grupo social reducido

Al contrario de lo que se podría pensar, estas personas, aunque tengan una apariencia estéticamente agradable y puedan llegar a ser simpáticos en ocasiones; se le hace difícil establecer relaciones de amistad duradera y significativas.

El motivo de esto es que no le permiten a los demás formar parte activa del proceso de convivencia, sino que intentan hacer que los demás sean unos espectadores de su vida, circunstancia que no siempre es bien recibida por los otros.

  1. Mitómanos

A sabiendas de que el narcisista presenta una admiración irracional por sí mismo, es lógico que intente centrar la mayoría de las conversaciones su persona. Incluso en las situaciones donde no tiene protagonismo es capaz de buscar la manera de hacerse figurar dentro de la anécdota, incluso si tiene que mentir para conseguirlo.

  1. Empatía disminuida

El narcisista es una persona que se preocupa por sí mismo a sobremanera, esto le dificulta poder colocarse de vez en cuando en los zapatos de otra personas, y comprender las situaciones por la que se encuentran pasando los demás.

No quiere decir que carezcan de empatía, simplemente que por características de personalidad se les hace difícil tomar en cuenta las necesidades ajenas, y tienen a no darles mayor importancia.

¿Cómo puede generarse este tipo de conducta?

Teniendo en consideración que estas conductas no necesariamente representan un trastorno, es importante conocer cómo podría una persona presentar este tipo de comportamiento.

En primero lugar podría deberse a factores de crianza durante la infancia, por ejemplo, creer en un entorno carente de afecto, donde se le da mayor importancia a lo material que lo afectivo.

También podría consecuencia de estilos de crianza consentidores, donde el niño es tratado como si fuese un emperador, y los padres se ocupan más de cumplir todos sus deseos en lugar de establecer los límites necesarios para garantizarle la correcta adaptación a la sociedad.

En conclusión, todos los extremos son negativos, lo ideal es brindar afecto durante la infancia sin  dejar de establecer adecuadamente los límites.

Síguenos en nuestras redes sociales
error20
fb-share-icon2810
Tweet 550
fb-share-icon20

1 pensamiento sobre “Complejo de Narciso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *