Consejos para la nutrición de tu gato

nutrición gato

Para los amantes de los gatos, una de las prioridades es saber cómo alimentarlos de manera correcta. Los gatos domésticos son carnívoros estrictos, por lo cual resulta imprescindible saber cuáles son sus requerimientos nutricionales. Un gato feliz y bien alimentado será lo mejor que te puede pasar.

Por supuesto, es importante para la salud de todos los animales el alimentarse correctamente. El metabolismo de los gatos es capaz de construir metabolitos, de reparar los tejidos musculares y óseos. Si les proporcionas la nutrición adecuada, serán capaces de esto y más.

En primer lugar, deberías conocer los alimentos que deberías evitar. Entre los alimentos que pueden traerle problemas de salud a tu gato se encuentran el chocolate, las cebollas, las sobras de tu comida y la leche. Así que no, ese estereotipo que nos ha vendido Hollywood de que los gatitos aman la leche, no es cierto.

Lo que si es cierto es que los gatos requieren muchas proteínas obtenidas en los tejidos animales. Los aminoácidos contenidos en los productos cárnicos son esenciales para el crecimiento de sus tejidos, así como la regulación de los procesos metabólicos y la energía de tu gato.

Además, en la dieta de tu gato no pueden faltar las grasas, debido a que tienen un rol importante en el transporte de vitaminas A, D y E. Además de esto, ayudan mejorar la palatabilidad del alimento, y tienen un excelente aporte de energía.

Realmente, los gatos no necesitan consumir carbohidratos, debido a que pueden catabolizar las proteínas para obtener energía. Sin embargo, posee la capacidad de catabolizarlos en pequeñas cantidades y obtener energía de ellos.

También, es importante que tu gato tome mucha agua y tenga la cantidad necesaria de nutrientes para mantenerse en un óptimo estado de salud. Por último, tenemos las vitaminas que necesitan los gatos. En general, son realmente esenciales en el mantenimiento de las células, ya que previenen los radicales libres que causan daño y envejecimiento celular. Además, son ideales para proteger su organismo contra algunos tipos de cáncer.

Los gatos requieren de vitamina A, conseguida en tejidos animales, para tener una mejor visión, debido a que no son capaces de convertir el beta caroteno en vitamina A. La vitamina D, en cambio, es necesaria para que tu gato no padezca de raquitismo. La vitamina E es esencial en el mantenimiento de la buena salud de la piel y el pelo de tu gato. Además de estas, las vitaminas del complejo B son importantes para que tu gato pueda metabolizar correctamente todo lo anterior.

Recuerda que lo más importante es que tu gato tenga una buena nutrición para tener así la energía y la salud necesaria para afrontar cada etapa de su vida. Sigue estos consejos con respecto a su alimentación para que siempre sea un gato bien nutrido y feliz.

Síguenos en nuestras redes sociales
error20
fb-share-icon2810
Tweet 550
fb-share-icon20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *