Enseña a tus hijos a meditar con estos sencillos pasos

Incluir la meditación en nuestra vida traerá beneficios tangibles. Desde mejor carácter hasta menor enfermedades físicas. Se necesita hacer un espacio en nuestra rutina diaria, así sean 10 minutos que dediquemos a cultivar nuestro interior.

Quizás, el hábito de meditar se nos hace difícil de hallar debido a que desde pequeños no nos enseñaron a conversar con nosotros mismos. Por esta razón, es tan necesario iniciar a los niños en la meditación a temprana edad.

Paso a paso para enseñar a tu hijo a meditar:

No obligues: Ten en cuenta que la concentración de un niño de 6 años, edad promedio para iniciarse en la meditación, es frágil. No pasará más de 5 minutos concentrado. Así que evita las expectativas altas y forzarlo. El hecho de dedicarle unos pocos minutos ya es ganancia.

Enseña a respirar: Recuéstate junto a tu hijo, ambos boca arriba. Una manera de enseñar la respiración diafragmática a tu hijo es coloca un juguete sobre su abdomen e indicarle que con la respiración que tome pueda moverlo hacia arriba.

Imaginar: No es necesario que tu hijo imagine grandes panoramas. Puedes enseñarlo que algunas lecciones sencillas. Por ejemplo, los colores. Inhalar en un color y botar el aire en otro. Así podrá poco a poco conectando todo su cuerpo al momento de meditar.

Tranquilidad: Evita elementos distractores. Apaga tu celular, desconecta los timbres. Enseña el valor del tiempo durante la meditación. Sin sobresaltos ni urgencias que le resten importancia al proceso.

Rutina: Mantén la práctica diaria para lograr el´habito. Con el paso de los días tu hijo ganará mayor concentración y, posteriormente, logrará hacer su propio espacio para meditar.

 

Síguenos en nuestras redes sociales
error20
fb-share-icon2810
Tweet 550
fb-share-icon20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *