Feng Shui para los espacios de tus niños

niños feng shui

El Feng Shui siempre ha sido una excelente manera de atraer buenas energías a tu hogar. Y los niños no están exentos de ello. Lo mejor es guiarse por el Feng shui para que nuestros pequeños tengan una habitación que les permita tener una energía armoniosa y feliz.

Uno de los primeros factores a considerar será la cama. Si quieres que la energía fluya correctamente, lo más recomendable es proporcionarles una cama robusta y que no sea demasiado pequeña o angosta. Además, deberías cuidar que los bordes del mobiliario no sean muy puntiagudos, sino más bien redondeados. Esto asegurará que alejas las posibilidades de un accidente en ella.

Según el Feng Shui, es muy importante que cada miembro de la familia se vea representado en ella. Es por ello que deberías guardar un pequeño espacio para que esos adorables dibujos que te regalan sean visibles. Hay quienes escogen el refrigerador para colgarlos con orgullo, sin embargo, resulta más apropiado tener una pizarra o una cartelera de corcho para ello. Tener estos elementos es excelente para que los niños se identifiquen con el espacio y, además, los lazos familiares se fortalezcan.

La naturaleza también es una de las bases del Feng Shui. La verdad es que, actualmente, hemos perdido el contacto con todo lo natural, y este mismo contacto, en realidad, viene siendo necesario para el equilibrio de las energías. Es por ello que es preciso que existan en tu hogar plantas o mascotas que puedan atraerla a ti. De hecho, involucrar a los niños en la jardinería o el cuidado de las mascotas, sean cuales sean, ayudará no solo con las energías sino también en el desarrollo de una conciencia ecológica saludable.

Según una antigua regla del Feng Shui, uno de los mayores enemigos de la disciplina para los niños son las ventanas grandes. Esto debido a que los niños son muy fáciles de distraer. Es por ello que es preciso vigilar que su zona de estudio no se encuentre frente a una gran ventana, o de espaldas a una puerta. También puedes ayudarte con espejos y cortinas. Con respecto a su lugar de estudio, también es recomendable que se encuentre separado de su lugar de juego o descanso.

Si esto no es posible físicamente, intenta que exista una separación virtual, ya sea con los colores o con la delimitación del espacio, que permita que ambos se separen, junto con sus energías. Trata de que los colores que predominen sean claros. Azul celeste, amarillo, o colores neutros como el blanco, negro, gris y los marrones. Además, es importante, como regla general del Feng Shui, que tengan el espacio necesario para almacenar todo lo que tenga que ver con los estudios y mantenerlo lejos de la vista.

Por último, deberás tomar en consideración que es importante que entre mucha luz natural a tu hogar, incluyendo el espacio en el que se encuentren tus niños. Además, es preciso que alejes los dispositivos electrónicos que puedan perturbar el flujo de energías. Mantén todas estas cosas en orden y verás como las energías se mantienen armoniosas para tus niños y, consecuentemente, para ti también.

Síguenos en nuestras redes sociales
error20
fb-share-icon2810
Tweet 550
fb-share-icon20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *